miércoles, 20 de febrero de 2013

Franz Liszt: Sonetos de Petrarca



Los dos años vividos con la condesa Marie d'Agoult en la tranquila paz de los alrededores de Ginebra, y el trabajo allí desarrollado, convirtieron a Franz Liszt en el compositor y brillante pianista que luego iba a deslumbrar a toda Europa. En 1838, a sus veintisiete años, decidió que ya era hora de emprender la proverbial peregrinación a Italia y hacia allá partió con su inseparable Marie. En Milán se presentó en La Scala con un repertorio conformado íntegramente por sonatas de Beethoven, inaugurando así los recitales monográficos, dedicados a un solo compositor. Pero el público milanés no estaba preparado. Encantados de la vida hubiesen escuchado fantasías sobre temas de Bellini o Donizetti, pero al maestro de Bonn todavía no. Había muerto hacía once años pero su música no concitaba aún la admiración del gran público.

Marie d'Agoult (1805 - 1876)
De modo que en esta primera visita a Italia, lejos estuvo Liszt de provocar en la audiencia el entusiasmo que poco más tarde sería la norma. Sin embargo, el viaje en compañía de Marie cosechó frutos en otro sentido: Italia, sus paisajes y su cultura ejercieron una gran atracción en la pareja, y a comienzos de 1839, con sus dos pequeñas hijas, Blandine y Cosima, se instalaron en Roma. Allí permanecieron diez meses, empapándose del arte italiano y recibiendo el nacimiento de su tercer hijo, un varón. Roma se constituyó en el centro de operaciones del músico y desde allí emprendió giras a prácticamente todas las ciudades europeas. Cuando no viajaba con él, Marie, fiel enamorada, lo esperaba anhelante y al regreso le prodigaba su amor sin medida, hasta que se enteró de que no había gira en la que su amado no incurriera en una aventura amorosa, infatigable conducta que Franz mantuvo por años, lo que finalmente condujo a la ruptura de la pareja en 1844.

Años de peregrinaje
Los Années de Pelerinage son un conjunto de tres suites para piano compuestas por Franz Liszt durante un extenso período, aproximadamente entre 1837 y 1877. En ellas Franz plasmó la fascinación que despertaron en él los paisajes y las vivencias experimentados en sus continuos viajes. La segunda suite, titulada "Italia", incorpora revisiones de los Tri sonetti del Petrarca, compuestos alrededor de 1839-1846, esta vez no inspirados en los paisajes sino en la lectura de los sonetos del poeta italiano. Se presenta aquí la pieza inspirada en el Soneto 104, interpretado por la pianista Anna Fedorova, nacida en Kiev, Ucrania, hace apenas 23 años. (La calidad del video permite su disfrute en pantalla completa.)


Amigo visitante:
Si te gustó el artículo, mucho te agradecemos si lo compartes en Facebook, o Twitter, o lo recomiendas en Google

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.